Pompeao Carlos Delgado

Por Marcos Mejías Ortiz / Enviado especial - 5 de marzo de 2013 - 11:46 AM

Delgado jugó con el equipo de Puerto Rico en los pasados dos Clásicos. (Lino Prieto / Enviado especial)

Fort Myers, Florida - Cuando Carlos Delgado se puso el uniforme para la primera  práctica de Puerto Rico, tuvo el presentimiento de que estaba atrasado para los entrenamientos al ver que el resto de los integrantes del equipo ya estaba en el terreno.

Pero enseguida todo cayó en su lugar. Delgado se dio cuenta de que, aunque es parte esencial de la novena que participará en el Clásico Mundial de Béisbol, ayer oficialmente inició una nueva etapa en su vida, en la que espera compartir sus conocimientos de la misma manera que lo hizo durante sus días como jugador.

“Cuando empezó la práctica, pensé que estaba tarde y que tenía que practicar, pero me puse en mi lugar y me fui detrás del cage (caja de bateo)”, expresó con una sonrisa Delgado en lo que fue su primera práctica oficial como coach de bateo de la novena boricua.

Delgado, quien estuvo como jugador en los primeros dos Clásicos, es consciente de sus nuevas funciones y confía en que la actual edición de la novena está preparada para el reto de representar dignamente a su país, y más considerando que  la  primera ronda será, por tercera ocasión, en suelo borincano.

“Uno se pompea y siente la adrenalina de la situación del juego, pero nosotros tenemos 28 tipos ahí que van hacer el trabajo”, aseguró.

“Pienso que tenemos un buen equipo”, continuó. “No juego a la predicción, y menos en un torneo como este, que es  corto. Tenemos un excelente lineup. En el terreno tenemos que ejecutar, y eso nos va a dar chance”, destacó Delgado sobre las opciones que tiene el equipo que batallará con República Dominicana, Venezuela y España por dos boletos para la segunda ronda del torneo.

Delgado se mostró seguro dando indicaciones a los bateadores boricuas, acción que fue de beneplácito del dirigente de la novena, Edwin Rodríguez.

“(Carlos) corrió ese programa de bateo con excelencia. No podía esperar menos. Se vio bien, celoso con el tiempo de práctica, que es bien importante”, destacó Rodríguez.

La integración de Delgado en  su nueva faceta fue del agrado de los jugadores, algunos de los cuales ya guardan una relación de respeto.

“Tenemos una buena química, es muy verbal conmigo. Se lleva bien con los jóvenes, entiende todos los aspectos de juego y nos va a ayudar mucho”, dijo el guardabosque Ángel Pagán.

Por ello, Delgado se ha ganado el respeto de los peloteros.

“Este es un grupo bueno, sabe lo que tiene que hacer. Entiende cuán importante es el torneo. El trabajo mío lo hacen fácil”, indicó Delgado.

elnuevodia.com primerahora.com INdice