Tras el máximo botín

POR HIRAM ALBERTO TORRACA / Enviado Especial - 19 de marzo de 2013 - 1:15 AM

Puerto Rico busca completar la gesta esta noche cuando juegue en el partido final del Clásico. En la foto, Mike Avilés.  (Enviado Especial / Lino M. Prieto)

SAN FRANCISCO – Puerto Rico ha realizado mucho en este Clásico Mundial de Béisbol. Ha eliminado a tres favoritos: Venezuela, Estados Unidos y el bicampeón Japón y ya es parte de la historia del deporte nacional.

Pero hay espacio para más. Y precisamente en eso está enfocado el equipo para el juego de esta noche por el campeonato de este torneo, el más importante del béisbol a nivel mundial.

Con el veterano derecho Giancarlo Alvarado en la lomita, la novena boricua enfrenta hoy, desde las 8:00 p.m. (hora de Puerto Rico), a República Dominicana que anoche se impuso a Holanda 4-1.

“Ha sido una semana realmente especial, inolvidable. Hemos obtenido unos triunfos grandes, pero ya eso pasó. Como he dicho en todo momento, estamos satisfechos pero no conformes. La meta, desde que nos reunimos como equipo por primera vez en Fort Myers el 4 de marzo, es ganar el campeonato y para eso todavía nos queda ganar un juego más. La filosofía ha sido y es ir un juego a la vez”, dijo el dirigente de Puerto Rico Edwin Rodríguez.

Puerto Rico se ha jugado la vida tres veces esta semana y cada victoria ha sido luchada y emotiva, donde los jugadores han celebrado en grande luego de cada partido. Anteanoche, al derrotar a Japón –el único campeón que había tenido este Clásico–, no fue la excepción. Pero, tras el día libre de ayer, hay que mantener el mismo enfoque que los ha llevado hasta aquí, dijo Rodríguez.

“Anoche (el domingo) celebramos y hoy (anoche) vamos a ir a cenar juntos y ver el partido –de Holanda y República Dominicana– pero luego tenemos que pasar la página y enfocarnos en ese juego final. El trabajo no ha terminado”, agregó el dirigente boricua.

El día libre de ayer, el primero del equipo boricua desde el jueves, Rodríguez lo catalogó como algo “que nos sirve para un descanso más mental que físico, porque ha sido una semana intensa, pero no creo que nos dé una ventaja. Ya en este punto del torneo las ventajas y desventajas ya no son tan marcadas. Nosotros viajamos de Miami para jugar corrido ante un equipo que llevaba aquí una semana practicando y con todo eso pudimos salir con la victoria”.

Ayer Puerto Rico entrenó y solo participaron algunos lanzadores que soltaron el brazo en el área de los bosques. Rodríguez dijo que en caso de que el rival hoy sea República Dominicana, “se trata de un equipo al que conocemos muy bien y sabemos el plan de como enfrentarlos. En caso de que sea Holanda, no estamos tan familiarizados con ellos por lo que vamos a estar bien pendientes al juego de hoy (anoche) para analizarlos bien”.

A SU GRAN CITA

En el que posiblemente es el partido más importante en la historia deportiva puertorriqueña, el camuyano Alvarado tendrá la bola. Un veterano y exitoso lanzador en todas las ligas en las que ha participado, aunque nunca ha estado en las Grandes Ligas, Alvarado se expresó tranquilo ante el reto que tiene por delante.

“Lo único que p uedo hacer es prepararme lo más que pueda mental y físicamente y tratar de hacer lo mejor que pueda hacer. No puedo ponerme a inventar porque eso sería un error”, dijo Alvarado ayer, obviamente, desconociendo el rival para su partido de hoy.

“Es una bendición bien grande el que me haya tocado a mí este momento de poner mi granito en una victoria que puede ser histórica. No he lanzado en Grandes Ligas, pero este equipo es mi Grandes Ligas. Hemos llegado a donde nadie nos daba y nos queda una victoria más”.

Para esta ronda, el tope de pitcheos de los abridores es de 95, por lo que Alvarado dijo que espera lanzar al menos seis entradas. Sobre el potencial rival, Alvarado dijo que “no hay tanta diferencia, ya que los jugadores de Holanda son en su mayoría caribeños, todos son ‘free swingers’ y buenos bateadores de recta. Yo voy a hacer lo que siempre hago, ir agresivo y tirar strikes. Tengo detrás del plato a Yadier Molina, que es el mejor”.

En la historia del Clásico Mundial de Béisbol, Puerto Rico tiene marca de 3-0 sobre Holanda, incluyendo dos triunfos en el 2009, cuando los holandeses eliminaron a República Dominicana. Ante los quisqueyanos, Puerto Rico tiene un triunfo en el 2006 y dos derrotas este año.

Esta será una final inédita ya que en los dos Clásicos anteriores fueron Japón ante Cuba (2006) y Japón versus Corea del Sur (2009).

elnuevodia.com primerahora.com INdice